Azúcar de caña orgánica: los agricultores de la India insisten en que te encantan los dulces y el futuro de sus hijos.

Plana, seca, polvorienta y caliente – esta era la imagen de la India rural desde que el actor Ben Kingsley entró en la marisma como Gandhi. El lugar de rodaje podría haber sido Solapur, el distrito alrededor de la ciudad al sur del estado de Maharashtra. Aproximadamente unas 17.000 familias de agricultores viven aqui, la mayoria de ellos no tienen más de una hectárea y media de tierra y el que puede, cultiva caña de azúcar. “En el último año, el riego artificial nos ha salvado “, dice Pradeep Kanchan, un trabajador de Suminter, una organización en la India que apoya a los pequeños agricultores en el cultivo, procesamiento y distribución de productos orgánicos. El Sr. Kanchan es responsable del proyecto de caña de azúcar Suminter en Maharashtra. En 2009, él ayudó al primer agricultor a cambiarse a la agricultura orgánica, y ahora hay 1.500 agricultores orgánicos en 12 aldeas del distrito de Solapur. En 2014, Suminter organizó la certificación de comercio justo (Fairtrade) de una de las cooperativas – 500 agricultores ahora reciben un pago de comercio justo (Fairtrade) por su caña de azúcar orgánica. ¿Por qué solo una cooperativa? ¿Por qué no todos los agricultores de Suminter están involucrados en el comercio justo? La respuesta es simple: No compramos suficiente azúcar orgánica de comercio justo (Fairtrade). “Constantemente nos preguntan los agricultores, que quieren ser miembros de Suminter y quieren pasarse a la agricultura orgánica”, dice Pradeep Kanchan, “pero mientras el mercado de azúcar orgánica certificada de comercio justo (Fairtrade) no crezca, no aceptaremos a nadie. Tenemos que pagar la certificación orgánica de comercio justo (Fairtrade) cada año, que es muy costosa, y no ayuda a nadie si producimos mas azúcar orgánica de comercio justo (Fairtrade) de la que podemos vender.”
Ya se ha demostrado en el primer año de comercio justo (Fairtrade) que la prima de comercio justo realmente ayuda. Los agricultores la han usado como un subsidio para la compra de sistemas de riego por goteo. En los últimos años, se han construido muchas presas en esta parte de Maharashtra, y a través de una red de canales casi todos los agricultores tienen la oportunidad de regar artificialmente sus campos. Sin embargo, el cambio climático también afecta drásticamente en la India, ya que en algunos años no cae ni una gota de lluvia y el nivel de agua en los embalses cae dramáticamente. La mayoría de los agricultores usan bombas eléctricas para regar sus campos con agua de los canales, es un método derrochador de riego, ya que en años de sequía no hay suficiente agua disponible para todos los agricultores. Cambiar a riego por goteo es costoso, pero a largo plazo, este método de ahorro de agua es la única forma de evitar la perdida de cosechas.

En los años buenos y lluviosos, la caña de azúcar se siembra después del comienzo del monzón en junio. Al menos 10 meses pasan antes de que la caña de azúcar madure. Sin embargo, cuando los agricultores cosechan la caña de azúcar, depende también de la capacidad de los molinos de azúcar. Después del clima, la política es el segundo factor más importante para los productores de azúcar en la India. El mercado del azúcar está regulado por el estado, el gobierno establece precios mínimos y precios máximos, el procesamiento de la caña de azúcar es costoso, las protestas y las disputas entre los agricultores y las fábricas son frecuentes. Suminter trabaja con un molino que utiliza solo caña de azúcar orgánica y garantiza una buena calidad de azúcar orgánica. La prima orgánica garantiza a los agricultores mejores precios, sí Suminter puede vender los productos en el mercado internacional. El problema sigue siendo que la caña de azúcar es el único producto en esta parte de Maharashtra con lo que los agricultores pueden ganar dinero. “Es bueno que se creen nuevas oportunidades para ganar dinero a través de la agricultura orgánica”, dice Pradeep Kanchan. Suminter organiza cursos en los que los agricultores aprenden técnicas, que pueden utilizarse para ganar un dinero adicional: la producción de vermicompost, biopesticidas o la extracción de aceite de neem (los árboles de neem crecen en toda la India y el extracto de neem no solo es agricultura orgánica, sino también esta relacionado con muchos productos medicinales y cosméticos). Suminter anima a los agricultores a tener vacas, búfalos o pollos, para producir leche o huevos para el mercado local – incluso si solo alcanza para venderlo a los vecinos: un pequeño ingreso adicional siempre ayuda, sobre todo porque es a menudo que las mujeres de esta manera, obtenienen su primer pago y luego comenzara fabricar o producir por su cuenta, haciendose independientes.

En los últimos años, las infraestructura y las comunicaciones en Maharashtra se han mejorado notablemente, dice el Sr. Kanchan, creando nuevos empleos en las zonas rurales: pequeños talleres mecánicos y talleres de reparación, tiendas que venden productos pedidos en línea, compañías que instalan paneles solares. Anteriormente, el hijo mayor se quedaba en el patio, los otros niños se mudaban a Pune o Mumbai para ganar algo de dinero, dice Pradeep Kanchan. En la actualidad, los jóvenes bien educados encuentran trabajo en las zonas rurales, incluido en los cultivos orgánicos y los servicios de agricultura orgánica. Después de todo, ellos no pueden confiarse que nosotros en Europa comamos mas azúcar orgánica de comercio justo.